Posicionamiento en buscadores: SEO vs SEM

Hay dos posibilidades de que su empresa se posicione en los primeros lugares de buscadores como Google: una es generando un sitio web con contenidos de buena calidad e interesantes para nuestros potenciales consumidores (Posicionamiento Natural, SEO) y la otra es pagandole al buscador (Google por ejemplo) para que se logre el resultado buscado. En este último caso se paga por cada clíck que alguien hace en nuestro enlace. Cuanto más se está dispuesto a pagar por cada clíck entonces nuestra web aparece cada vez mejor, compitiendo con otros sitios web que también están pagando por cada clíck. Es como una subasta: le decís a Google que pagás por cada clíck hasta $5 y si los demás no llegan a esa cifra tu web aparecera primera. Luego, si alguien está dispuesto a pagar $5,50 entonces pasarás al segundo lugar y así sucesivamente. El problema es que cuanto más gente usa este sistema, más plata hay que pagar por cada clíck para estar en una buena posición. Incluso, Google fomenta esta competencia regalando bonos de crédito a potenciales anunciantes con el objetivo de que haya que ofertar cada vez más para aparecer en las primeras páginas y por ello se invierta cada vez más dinero. Por estos motivos el posicionamiento pago (conocido como SEM) es cada vez más costoso. Ante esta situación, vuelve a cobrar notoriedad el Posicionamiento Natural (SEO) el cuál en principio solo requiere invertir en tener un sitio web de interés y que además esté bien programado para que los robots de Google y demás buscadores puedan leerlo fácilmente. Esta forma de posicionamiento no solo tiene a la larga la ventaja de ser menos costoso que el SEM, sino que puede ser mucho más efectiva ya que un sitio web de interés para los usuarios es difundido por la misma gente a través de las redes sociales. Además, en la medida que cada página de nuestro sitio web posee buenos contenidos, es probable que tengamos muchas puertas de entrada para los usuarios, debido a que los buscadores posicionarán cada página de acuerdo al contenido de la misma. Además, desde un punto de vista comunicativo, un sitio web interesante genera mejores relaciones con los usuarios que las que puede generar un sitio web de poca utilidad que esté siendo posicionado “artificialmente” a través de una campaña de SEM. Por todas esta razones nuetra recomendación siempre es trabajar el Posicionamiento Natural (SEO) y usar el posicionamiento pago (SEM) como una estrategia complementaria de difusión.